MONCADA: MEMORIAS Y RAZONES

Con las tres palabras del título continúan ahora las celebraciones de este 2016 por los 20 años del Centro Pablo. El grupo Moncada, fundador de la nueva trova cubana, llegará, llega, está llegando al patio de la calle Muralla, en La Habana Vieja, donde en otro noviembre, el de 1998, el joven trovador Santiaguito Feliú inauguró ese ciclo creciente y formidable que se llama, hoy por hoy, A guitarra limpia.

 

Moncada trae, para esta fiesta merecida, las memorias que el título adelanta: no en balde muchos y muchas los vimos nacer en las aulas y los espacios de la Universidad de La Habana, a comienzos de la década del 70, y juntos emprendimos caminos de búsquedas, interrogantes, sueños, conflictos, más sueños, que la época y la palpitación de la Historia nos traían. Por ello hay memorias compartidas que el Centro Pablo recuerda y reivindica en estos días que corren junto a este grupo que ahora ocupará el patio de todas las generaciones y tendencias de la nueva trova para activar el flash back emocionante del “Chamamé a Cuba” o proponernos andar los caminos populares de la música cubana y los ritmos caribeños.

Despertando esas memorias, llegan las razones con que A guitarra limpia le da la bienvenida, más de 40 años después de haber presentado sus Credenciales (hermoso título para aquel disco iniciático), a este grupo que forma parte indudable de la historia de la nueva trova, de la música de la Isla, dentro del amplio y rico panorama de la cultura cubana. Con ellos, este espacio continúa construyendo su perfil incesante, añadiendo la riqueza específica de los grupos a la audaz y admirable presencia del trovador solitario: por eso se escucha aquí, ahora, el eco de Mayohuacán, de Guaicán, y de otros colectivos que acompañaron, a lo largo de aquellos años, el nacimiento de la nueva trova cubana.

 

Para reconocer esas razones, para mostrar esas memorias a los jóvenes de hoy y de mañana, el Centro ha decido otorgar al grupo Moncada el Premio Pablo, la más alta distinción que entrega a “personalidades e instituciones cubanas y de otros países que se hayan destacado en investigaciones, obras de creación y acciones encaminadas a promover y defender los valores de la identidad cultural y la  solidaridad entre los pueblos”, haciendo suyos “los valores esenciales de Pablo de la Torriente Brau --cronista incesante, creador imaginativo, luchador antifascista y antimperialista-- en el mundo de hoy”.

 

En esta fiesta por el aniversario 18 de A guitarra limpia, las tres razones que avalan este Premio merecido quieren brillar ahora, aquí, para convertirse, si es posible, en un nuevo, modesto capítulo de la memoria de mañana.

 

Para el Grupo Moncada:

 

Por su participación juvenil y activa en los tiempos fundadores de la nueva trova cubana

 

Por su confianza en los valores populares de la canción, la música y la cultura cubanas

 

Por continuar acompañando, más de cuatro décadas después, aquellos caminos iniciales, en estos tiempos de transformaciones y cambios.